Opinión

[Opinión] Pokémon; ¿por qué nunca habrá un buen rival en la saga?

Con los tres nuevos añadidos en la octava generación, analizo la historia de los rivales y las razones para considerar que aún no tenemos a un rival digno en la saga.

Azul, Plata, Blasco, Bruno / Aura, Israel, Bel, N, Cheren, Matís, Xana, Benigno, Trovato, Kalm, Serena, Tilo, Gladio, Trace, Paul, Berto y Roxy han estado presentes en los diferentes títulos de la saga como el elemento recurrente para frenar a los jugadores en su avance hacia la Liga Pokémon. Pese a ello, y con toda la discusión que ha habido, hay motivos de sobrar para ver que, bajo las actuales directrices, jamás tendremos un rival digno en la saga, algo que a día de hoy no se ha cumplido con ninguno

Los videojuegos fallan en el concepto de rival

Si acudimos a la definición de rival, tenemos que esta es la siguiente “[persona, grupo] Que compite con otros que aspiran a un mismo objetivo o a la superioridad en algo.“.

Obviamente en los videojuegos esto se da en que todos quieren ser el mejor, por lo que se cumple este requisito. Incluso Blasco, cuyo desarrollo está mal ejecutado, en última instancia nos sigue en el último tramo de la Calle Victoria porque piensa que nuestra derrota bajo su mano es lo que necesita para demostrarse a sí mismo que tiene lo que hace falta para enfrentarse al Alto Mando

Esto es algo que pasa con todos, incluido el propio Azul. Obviamente tiene sus más y sus menos, ya que con algunos esta mecánica está justificada. Por ejemplo, Plata no sería tan buen personaje si nos ganases constantemente, ya que eso le demostraría que su método de entrenamiento abusivo es la clave para ser el mejor.

Los rivales de Pokémon fallan debido a que nunca pueden ser los vencedores de los encuentros

Sin embargo, con Azul ocurre todo lo contrario, y es que le podremos destrozar como si pisoteáramos un Weedle, pero siempre va a acabar el combate como si nos hubiese metido la paliza de nuestra vida. Y no, no me vale la excusa de “Al menos antes los juegos eran difíciles”. No nos engañemos. Antes jugábamos sin saber que estábamos haciendo porque éramos unos críos, pero rejugando los títulos de la primera generación uno se da cuenta de que eran tan fáciles como los de ahora.

Lo único que hacía falta era entrenar. Aunque voy a romper una lanza a favor de esta generación con un aspecto positivo, y es que Azul podía ganarnos, lo cual, irónicamente, en Pokémon Amarillo provocaba que tuviese la evolución de Eevee más débil frente a Pikachu. Sea como fuere, y sin querer parecer más un hater de Azul, quiero poner un último ejemplo de como debería ser este personaje y cualquier otro para ser un buen rival, los cuales si están presentes en el título. 

Y esto se forma bajo la figura del Campeón, concretamente con Lance, Cintia, Máximo, Dianta, Kukui, Lionel e Iris. Todos ellos conforman un grupo de entrenadores que nunca han sido derrotados (remarcado especialmente con Lionel), por lo que el combate contra él o ella siempre se tilda de épico. De hecho, en Game Freak se debieron dar cuenta de esto en base a que ahora es el campeón quien tiene el inicial más fuerte que el nuestro.

El camino a seguir con los rivales: el anime

Y con todo lo dicho, no podemos tampoco dar por sentado que los Campeones cumplen a la perfección el papel que debería estar destinado a los rivales, ya que pecan de no darnos un enfrentamiento previo, siendo su poder y maestría efecto de las habladurías, pero no de la puesta en escena. Ojo, cumplen su papel a la perfección, pero no terminan de cubrir la función que debe corresponder a los rivales. Y con ello en mente, podríamos decir que en Pokémon, simple y llanamente, no hay rivales bueno, pero lo cierto es que no es así del todo. 

Es en el anime donde la figura del rival brilla con todo su esplendor, siendo en este medio donde hemos podido ver los mayores combates y donde se vuelve más satisfactorio ver las victorias del protagonista. Como primer punto cumbre de esto, tenemos el ejemplo de Gary, contraparte de Azul y el cual siempre humillaba a Ash de mil formas, con una actitud similar, aunque más bonachona que en los videojuegos. 

Fueron muchos los encuentros entre ambos en los que Gary siempre iba un paso por delante. De hecho, la derrota de Gary que le hizo mejor entrenador ni siquiera fue contra Ash, lo que dejaba en el aire ese encuentro que ambos aún tenían pendiente. Y es por todo ello que en la Liga Pokémon de Johto su encuentro fue tan vibrante, dándonos el mejor combate del anime hasta la fecha y una victoria que supo a gloria tanto a Ash como al espectador. 

Es en el anime donde la figura del rival brilla con todo su esplendor

Pero si lo de Gary supo a gloria, Polo fue otro nivel, en el que ya no sólo teníamos a un Ash que siempre era humillado, sino que además contábamos con un Pokémon como fue Infernape con una gran cuenta pendiente con este entrenador. Fue de esta forma que la rivalidad tanto entre Ash y Paul como la de Infernape con Electivire nos llevó a otro espectacular combate en el que nuevamente la victoria del protagonista consiguió saber a gloria. Y pese a ello, lo mejor aún estaba por llegar. 

Sol y Luna pasará a la historia como el anime más infravalorado en lo que a desarrollo de personaje se refiere, dándonos un Ash que se relacionaba con todo el mundo, creando los vínculos necesarios para crear cierta rivalidad. Y con esto en mente, la Liga Pokémon se centró en este aspecto llevándolo a su máximo exponente. En primer lugar, pese a breve, la relación con Tilo sirvió como primer paso en los cuartos. Sin embargo, fue realmente con la semifinal y la final cuando se explotó al máximo este hecho. 

Empezando con la semifinal, estábamos ante un cruce de ideales y una batalla inconclusa con Guzmán, lo que nos acabó dando uno de los momentos más especiales de la serie en los últimos años. Y para mayor esplendor, la final llevó a Ash a un combate contra Gladio, el cual siempre se había mostrado superior a él, derrotándole una vez tras otra, lo cual emulaba lo visto con Polo al añadirle además un vínculo más cercano a sus Lycanroc. Y esto hizo que, pese a no ser visualmente espectacular, el combate fuese épico. 

El mejor rival de Pokémon

Llegados a este punto, toca hablar del último gran rival de Ash, aquel que lleva al máximo culmen el concepto de rival: Kukui. Y es que si anteriormente hemos hablado del vínculo de rivalidad entre los entrenadores y un Pokémon de su equipo, ahora lo llevamos al límite con hasta 2 Pokémon rivales en cada bando.

Para empezar, Kukui se había convertido en una figura paterna para Ash, lo que ocasionaba que derrotarle equivaliese a ver como el entrenador de Pueblo Paleta superaba a su maestro. Y de igual forma, Incineroar y Torracat se basaron en el mismo concepto. 

Pese a ello, fue el equipo conformado por Kukui y Tapu Koko el que nos dio el mejor combate del anime, ya que nos encontrábamos no sólo ante un Pokémon legendario, sino también con uno que había creado un vínculo desde el mismísimo primer capítulo de la generación y que compartía tipo con Pikachu. El resultado de esto fue el combate más espectacular de la franquicia, incluyendo todos los otros medios. 

El vínculo de superioridad es la clave de todo buen rival

Y llegados a este punto, el cual he alargado más del necesario (si os digo la verdad, en el guion tenía previsto hacer casi 9 párrafos menos) es aquí donde vemos la clave para ver que hasta la fecha no se puede decir que los rivales de Pokémon sean perfectos, desde Azul hasta Paul, de tal forma que para lograrlo, el equipo de Game Freak tendría que hacer algo impensable: el jugador debe perder

Una vez tras otra, sin compasión alguna. La solución a esto puede ser o bien que el rival cuenta ya desde el momento en el que nos dan al inicial con un Pokémon varios niveles por encima, haciendo imposible la victoria del jugador. Y de esta forma, en cada encuentro, ya sea por guion o por presentarnos limitaciones jugables, cada encuentro con el rival tiene que ser una derrota del jugador, incluso provocando el sentimiento de que cada vez que lo veamos sepamos que vamos a caer. 

Obviamente no tiene que darse en todos los casos, ya que historia como las de Plata (como mencioné al principio) no podrían llevarse a cabo de la misma forma, pero puede que termine siendo la solución. Y puestos a pedir una evolución en los RPGs, ya son muchos los juegos que guardan la victoria del enfrentamiento final con el rival para el último tramo del juego, algo que el anime ya ha demostrado que funciona mejor que en los juegos. 

Acerca de ReyZero

Otaku que llevas siglos trabajando en este mundo. Vago por naturaleza y le encanta el anime, manga y las novelas ligeras. Se pregunta si algun día conseguira una novia y le encanta el anime (lo he dicho 2 veces ya, porque sera ?)

3 Comments

  1. Zacian

    Amigo tampoco podemos dejar de largo ese combate de kalos de la liga entre Alan y Ash ese Charizard x y ese Ash-Greninja fue una batalla asombrosa

  2. KamadoTanjiro

    Zero puedes subirme los capitulos exactos de todas las peleas de paul y ash? Siempre he querido verlas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *