Prueba tu equipo

Donde de verdad se conoce si un equipo resultará es sobre la “arena” de batalla.

Nunca deberías jugar un combate importante con un equipo que no hayas probado primero. Un equipo puede parecer muy sólido y perfecto en la teoría, pero encontrarse con graves problemas en la práctica. Es importante no desanimarse: rara vez un equipo funciona bien a la primera.

Es posible que el equipo que construyas pierda muchos combates, pero seguramente en él habrá algo que funcione, ya sea el set de un Pokémon, una combinación de dos Pokémon o alguna otra cosa. No intentes hacer funcionar un equipo con problemas, lo mejor que puedes hacer es fijarte en los elementos que funcionan en el equipo, mantenerlos y construir a su alrededor. Jugando combates te darás cuenta de qué problemas tiene el equipo y podrás solucionarlos. También aprenderás cómo enfrentarte a eso que te da más problemas, o cuándo puedes sacrificar a uno de tus Pokémon porque ya no va a ser útil para el combate.

Recuerda: cuantas más batallas juegues más perfeccionarás tu equipo y tu estilo de combate.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *